lunes, 28 de junio de 2010

SIN TITULO (X)



X


Nicolás lo supo desde un principio. Me vino a ver a mí que escribo este relato. Quién sabe cómo se enteró que quien había puesto unas trampas en su computadora era yo mismo. Me tomó de sorpresa porque no dejó suelto ni un sólo indicio de que estaba sobre la pista, jamás lo adiviné.

Se enteró por boca de una amiga en común. ¿Quién podría estar detrás de esto sino alguien que lo sigue a sol y a sombra y que publica lo que él hace a cada momento, quién sino yo estaría vigilando sus movimientos y habría incluso hackeado su computadora para que la cámara web mostrara sus movimientos sin que él siquiera lo sospechara?

Pensé que vendría a verme furioso pero no fue así. Estaba muy tranquilo y hasta una mueca de diversión se escurría por la comisura de sus labios, satisfecho de haber descifrado el enigma, de haber descubierto la trama, el secreto hilo que conducía al ladrón de su paz por estos meses que duró la persecución.

-Entendeme, estoy preparando una tesis para el final de mi carrera -argumenté inquieto ante su mirada.

-Sos basura, sos una mierda, tenés que entender que eso no se hace -me dijo.

-Estaba a punto de terminar los objetivos que me había propuesto, faltaba muy poco. Estuviste muy bien, me siento traicionado por la gente de mi confianza, me han dejado en ridículo.

-Es lo menos que te merecés. Buscate un robot y no personas para jugar al titiritero, idiota -dijo Nicolás, y dio media vuelta y se fue.

Quedé atónito, furioso ahora yo por el ridículo de la situación, y por que no esperaba un desenlace así, el plan era ir personalmente y explicarle lo que había estado haciendo y por qué. Ahora deberé presentar el trabajo a medias, sin terminar; ya no podré decirle que todo esto lo estaba haciendo para lograr el maldito título de una vez.



FIN